Elaboraciones

ELABORACIONES

            Los ejemplos contenidos en esta página corresponden a un proyecto denominado “Enigmas”. Son producciones que, como se entiende en su significado, fueron construidas con elementos-fuentes diversos en un proceso de asociación reinterpretativa de hechos históricos significativos.

BELCHITE

             En el pueblo de Belchite (provincia de Zaragoza) tuvo lugar uno de los sucesos más notables de la Guerra Civil Española conocido como la “Batalla de Belchite”. El 24 de agosto de 1937 el ejército republicano lanzó una ofensiva en Aragón con la finalidad de reforzar el frente del norte, donde las tropas nacionales amenazaban aplastar la resistencia. En torno a Belchite se estableció un cerco total y su toma constituyó una de las batallas épicas de la contienda. Durante los 12 días que duró el asedio, atacantes y defensores se enzarzaron en una lucha sin cuartel en el que las acciones acababan resolviéndose en luchas cuerpo a cuerpo disputando cada casa y cada habitación. El 7 de septiembre, sofocadas las últimas resistencias, la bandera republicana ondea en Belchite. No obstante, en pocos meses, los nacionalistas desalojan al enemigo de las posiciones tan costosamente conseguidas.

              Una vez finalizada la contienda el pueblo, por decisión de Franco no se reconstruyó, permaneciendo en la actualidad algunos restos, muy deteriorados, del mismo. Los trabajos realizados sobre este tema toman como base las fotografías de las ruinas combinadas con documentos fotográficos de la contienda que, tratadas digitalmente, pretende recrear y acercarnos al drama vivido no sólo en Belchite sino en innumerables pueblos y rincones de España durante aquellos días. Como ha señalado Francesc Torres, a pesar de la erosión que el tiempo ha ejercido sobre los restos del pueblo antiguo, “Belchite mantiene todavía una atmósfera inquietante en la que el tiempo parece haberse detenido y conserva la brutal inmediatez de los acontecimientos que la convirtieron en una ciudad fantasma, en un paisaje indeleble de negación y muerte”.

“Resonancias”, “Balaceo”, “Bombardeo”, “Ocaso” e “Iglesia de San Agustín” son las obras realizadas a partir de las ruinas de Belchite.

 Documentación bibliográfica:

 –         “BATALLAS DE LA GUERRA CIVIL, de Madrid al Ebro”. Autores: Antonio Sánchez y Jesús de Miguel. Editorial: Libsa

 –         “LA CABEZA DEL DRAGÓN”. Catálogo de la exposición de Francesc Torres. Museo Nacional Reina Sofía. 1991

 Documentación fotográfica:

 –         Archivos de Dibujos, Grabados y Fotografía de la Biblioteca Nacional (Sala Goya – Madrid)

 –         Archivos fotográficos de la Kutxa (Kutxa Fototeca – San Sebastián)

FUERTE DE SAN CRISTOBAL

             El Fuerte de San Cristóbal también conocido como Penal de San Cristóbal, Fortaleza de San Cristóbal o Fuerte Alfonso XII  es una fortificación que fue planificada y construida ente los años 1878 y 1919 en los aledaños de Pamplona (Monte Ezkaba).  Diseñado como fortaleza para proteger la capital, su principal y verdadera utilización ha sido aprovechar su arquitectura como cárcel o penal entre los años 1934 y 1945. Durante la Guerra Civil centenares de presos murieron por enfermedad (dadas las inhumanas condiciones de la cárcel) y por fusilamiento. La población penal estaba constituida por individuos con procedencia muy diversa, no sólo de España sino del extranjero; dentro de ella los vascos integraban el núcleo de presos más numeroso. El día 22 de mayo de 1938, 795 reclusos se fugaron del fuerte de los cuales 207 fueron asesinados y fusilados a campo abierto, 585 fueron capturados y catorce de éstos últimos fueron ejecutados acusados de ser los promotores de la sublevación.

             El trabajo titulado “Arkatz” fue elaborado con fotografías de las inscripciones inéditas que aún hoy pueden leerse sobre las paredes, recompuestas en un mural con fondo de la celda. La página “Inscripciones” muestra, de forma individualizada, algunas de ellas.

 Documentación bibliográfica:

 –         “FUERTE DE SAN CRISTÓBAL, La gran fuga de las cárceles franquistas”. Autores: Félix Sierra, Iñaki Alforja. Editorial: Pamiela.Pamplona. 2006

 Documentación fotográfica:

–         Archivos fotográficos de la Kutxa (Kutxa Fototeca – San Sebastián)

JUNKER – 52

            El grupo de historiadores denominado Gernikazarra Historia Taldea  cuentan, en un resumido catálogo, que “aquel 26 de Abril de 1937 era lunes de mercado y, como todos los demás lunes del año, los campesinos se habían preparado para bajar de sus caseríos dirección a Gernika con el fin de vender sus productos de las huertas y sus ganados… En vista de la situación del frente y de los riesgos que corría el pueblo, Francisco Lazcano (Delegado del Gobierno en la plaza de Guernica), tomó la medida de suspender el mercado que se iba a celebrar aquel lunes… No obstante, el mercado se llegó a realizar pero con menos ambiente que el normal del resto de los lunes del año…Una vez terminados los negocios, la gente había acudido a los restaurantes y por la tarde se preparaba a presenciar  los partidos de pelota a mano programados ante el desconocimiento de que habían sido suspendidos.

            Junker 52 fue un avión alemán que se utilizó en diferentes bombardeos durante la Guerra Civil Española y en la segunda Guerra Mundial. La destrucción de Gernika comenzó a las 16:30. La campana de la iglesia de Santa María tocó tres veces a rebato dando la alarma y sorprendió inesperadamente a todos los que plácidamente se encontraban disfrutando de la tarde. El primer avión, después de dar unas vueltas sobre la Villa, soltó tres bombas explosivas. Era el comienzo de un bombardeo ininterrumpido que terminó hacia las 19:30.

             El ataque se planificó en tres tiempos: Primero fueron lanzadas bombas rompedoras de hasta 250/300 kilos para destruir los edificios, seguidamente bombas incendiarias de 1 kilo de peso, de las que se recogieron abundantes ejemplares entre los escombros y finalmente, el ametrallamiento.

             No hay unanimidad sobre el tipo de aviones que tomaron parte, aunque se está de acuerdo en que fueron aviones alemanes e italianos…Tampoco hay acuerdo total sobre el número de muertos. La cifra 200 a 250 es la que se puede dar por buena hoy día, aunque la incógnita continúa sin poder ser resuelta.

             Coincidente con el día y hora, los aviones alemanes de la Legión Cóndor realizaron la sistemática destrucción de la ciudad, con el fin de experimentar los efectos psicológicos en la población de la retaguardia mediante la destrucción de objetivos civiles.”

             Junker-52  se realizó a partir de fotografías antiguas que facilitaron los archivos fotográficos de la Biblioteca Nacional de Madrid, del Centro de Documentación sobre el Bombardeo de Gernika (Gernika-Lumo) (Gernikako Bonbardeaketari burzko Dokumentazio Zentrua) y del Gernikazarra historia taldea. A partir de estos documentos se reconstruyó una vista aérea parcial e inédita de la villa ya bombardeada, articulada con la obra “Familia Vasca en el Campo”  del autor “Juan de Echevarría”.

 Documentación bibliográfica:

 –         “BOMBARDEO DE GERNIKA”. Autores: Alberto Iturriarte Martínez, Vicente Del Palacio Sánchez, Alberto Zarrabeitia Bengoa, Javier Urrutia Barcen, Juan Antonio Carballo Alberdi, José Ángel Echaniz Ortuñez. Editado por Gernikazarra Historia Taldea.

Documentación fotográfica:

 –        Archivos de Dibujos, Grabados y Fotografía de la Biblioteca Nacional (Sala Goya –   Madrid).

–         Gernikako Bombardeaketari Buruzko Dokimentazio (Centro de Documentación sobre el Bombardeo de Gernika – Gernika Lumo).

–         Gernikazarra Historia Taldea (Gernika – Lumo).

ORADOUR-SUR-GLANE

            Oradour-sur-Glane es una pequeña población situada en el departamento de Alto Vienne en la región de Lemosín a veinte kilómetros de Limoges (Francia).

            El 10 de junio de 1944 el 1º batallón del Regimiento de las SS “Führer”, comandado por el SS Sturmbannführer Otto Dickman entró en el pueblo y dio la orden a todos sus habitantes reunirse en la plaza central. Los hombres fueron separados, llevados a los graneros y fusilados. Las mujeres y los niños fueron encerrados en la iglesia. Posteriormente los soldados alemanes la quemaron y ametrallaron aquellas mujeres y aquellos niños que intentaron huir. Fueron asesinadas 642 personas: 190 hombres, 245 mujeres y 207 niños. Cinco hombres lograron escaparse, una mujer en la iglesia y un niño que, asustado, huyó cuando los soldados alemanes entraron en el colegio.

            Con el objeto de preservar la memoria de este genocidio, las ruinas no se tocaron.  El nuevo pueblo se reconstruyó a la vera del viejo. En la actualidad es factible visitar los restos de lo que fue el pueblo original y ciertos vestigios del drama, además, del centro de documentación y el Memorial inaugurado por el presidente Jacques Chirac en 1999.

Anuncios